valise-fringue-valise-01

Javier Torrescasana, co-fundador de Barcelona Special Traveler

“Las empresas tienen que ver el potencial económico de la inclusión, que es beneficiosa para todos”

El ideólogo de “la primera agencia de viajes receptiva en Barcelona especializada en turismo accesible” afirma que tener un hijo con discapacidad le ha obligado a “ser creativo, tener la mente abierta, convertir las barreras en satisfacciones y buscar alternativas”. Defiende la especialización porque “hay colectivos con special needs y es necesario darles respuesta”, pero al mismo tiempo reivindica el enfoque inclusivo como una estrategia beneficiosa para todos y rentable para las empresas.

 P.- ¿La sociedad está preparada para el nuevo modelo de la diversidad? ¿Hay suficiente compromiso por parte de las empresas para atender las necesidades de los usuarios con discapacidad y habilidades sensoriales diferentes?

R.- La sociedad está avanzando a las empresas, que deberían dar el siguiente paso y ponerse a la altura de lo que se está haciendo en la sociedad y, concretamente, la Administración. El mundo empresarial no está preparado; se hace lo mínimo porqué la ley obliga, no por voluntad. Hay una falta de formación enorme y no se ha hecho el esfuerzo porque no se ve el rendimiento económico. Los empresarios no entienden que detrás hay todo un potencial económico, no solo de clientes que necesitan estas actuaciones, sino de toda la población. La inclusión es beneficiosa para todos, porque los clientes siempre estarán mejor en espacios pensados para ser accesibles que en otros que no lo son.

P.- ¿Es una cuestión de responsabilidad social corporativa o de negocio?

R.- La RSC puede ayudar, pero si no se incorpora en la filosofía de la empresa se traduce en gran medida en acciones de lavado de cara. La responsabilidad ha de formar parte del ADN de la compañía, tiene que estar integrada; tenemos la obligación de aportar a la sociedad, de dar un retorno. En el caso de la inclusión y la accesibilidad, las empresas, además, tienen que entender que sacarán réditos económicos a corto y mediano plazo, ya que diseñar teniendo en cuenta las necesidades de todos es beneficioso para todo el mundo.

P.- ¿Se cuenta lo suficiente con los usuarios en el proceso de diseño y desarrollo de productos y servicios?

R.- Nosotros todo lo que hacemos lo probamos, no ofrecemos nada que no hayamos experimentado previamente. El problema con la discapacidad es que se tiende a homogeneizar, cuando en realidad es totalmente heterogénea. En la discapacidad está representada toda la sociedad. Por eso tenemos que conocer la situación del cliente y adaptar lo que le ofrecemos a lo que hemos trabajado sobre el terreno. Hacemos soluciones a medida.

P.- ¿Los profesionales de la comunicación están preparados para afrontar el cambio de modelo? ¿Las empresas pueden encontrar fácilmente expertos en marketing y diseño inclusivo?

R.- Los profesionales no están preparados y en general no creo que tengan mucho interés. En estrategias de marketing y comunicación nos hemos olvidado bastante de la inclusión; los avances se han restringido a pensar en barreras físicas, cuestiones que debían resolver arquitectos e ingenieros. En el campo del diseño hay mucho que hacer y es necesario incluir al usuario en el proceso. La corresponsabilidad es de todos –administraciones, tercer sector social, profesionales, escuelas e instituciones de diseño, sociedad civil…-, pero las empresas, si quisieran, podrían ser el motor de todos los otros actores.

Obra original: Xiuzhen YIN
“Portable City” Shenzhen, 2008, Installation


Si te ha resultado interesante esta entrevista nos gustaría que nos ayudárais a difundirla a través de vuestras redes sociales.