cassie

Cassie Herschel-Shorland, experta independiente en diseño de exposiciones inclusivas

Si no se tiene en cuenta desde el inicio, la accesibilidad es menos inclusiva.

Cassie Herschel-Shorland puso en marcha el proyecto ‘Diseño de museos y accesibilidad’ como experta independiente en diseño de exposiciones inclusivas e interpretación. Trabaja directamente para museos, galerías, diseñadores de exposiciones, arquitectos y colabora con consultores de ámbitos complementarios.

 

P. – ¿Cómo se relaciona su trabajo con la accesibilidad y el diseño inclusivo?

R. – Soy una consultora freelance en asesoramiento sobre diseño inclusivo, con experiencia previa en galerías y museos. Como diseñadora de exposiciones, necesitaba saber cómo hacer que estas funcionaran mejor para la gente. Encontré una solución efectiva trabajando en proyectos con personas sordas y con discapacidad.

P. – ¿Qué puede mover a las instituciones hacia un foco más inclusivo y cómo se debería de implementar?

R. – La inclusión suele responder a las expectativas de la audiencia y de los visitantes, y al mismo tiempo a los requerimientos legales sobre igualdad de oportunidades. Comprobé que esto es cierto tanto en una gran galería (Tate Britain) como en un pequeño museo (Guildford Heritage Services). Ambos escucharon la opinión de los visitantes, pero también tenían que cumplir con obligaciones legales. Ambos contrataron a tiempo parcial un asesor para trabajar las políticas de accesibilidad, crear estrategias interdepartamentales, planes de acción y ejecución de programas, contando con la conscienciación del personal y con proyectos subvencionados para la mejora de la accesibilidad. Por ejemplo, en la Tate se registraron audios para los visitantes con problemas de visión, y en Guilford se implementó un proyecto para personas con enfermedades mentales, utilizando la práctica artística para ayudarlos a acercarse al patrimonio local.
Como consultores en diseño inclusivo, cumplir con la regulación en materia de edificación es el mínimo. El objetivo és devenir una buena práctica: aportar soluciones orientadas a las personas, que ofrezcan diferentes opciones y adaptabilidad. La mejor manera de juzgar su funcionamiento es buscar la implicación de personas con discapacidad y sordas en los procesos de diseño inclusivo, incluyendo las visitas una vez completada la exposición.

P. – ¿Cómo se cuantifican los resultados obtenidos?

R. – La cuantificación es dificil, pero es combinable con el comentario cualitativo. Aportar audiodescripciones aporta una mejora cuantitativa en el número de visitantes con dificultades visuales, pero los números relativos indican que el aumento general no es tan grande. Aún así, el valor cualitativo y significativo está en los testimonios de los usuarios, y en la mejora de las experiencias, cosa que marca una gran diferencia.

P. – ¿Qué obstáculos has encontrado en los procesos de diseño inclusivo?

R. – Uno de los retos más grandes es hacer frente a las ideas preconcebidas sobre como la gente utiliza los edificios o los paneles de accesibilidad. Todavía existe una tradición heredada sobre el diseño como pura estética visual. La inflexibilidad a la hora de abordar el diseño para todos tiene como resultado una falta de opciones inclusivas para dar a conocer el arte y el patrimonio en galerías, museos y edificios históricos.
Hay quien considera el diseño multisensorial como más inclusivo, pero sólo es cierto si toda la experiencia es analizada cuidadosamente, teniendo en cuenta los sistemas alternativos de comunicación (audiodescripción, manipulación de objetos, etiquetas táctiles, diagramas, información visual, lengua de signos, lectura fácil, etc.). Si no, las exposiciones multisensoriales e inmersivas pueden resultar aclaparadoras o estresantes, y crear más barreras que soluciones.

P. – Los proyectos de exposición o las campañas de comunicación, ¿tendrían que ser desarrolladas de manera inclusiva desde el principio? ¿O pueden completarse primero y posteriormente hacerlas accesibles utilizando recursos adicionales?

R. – Es mejor si se incorpora desde la puesta en marcha del proyecto, con una estrategia de interpretación y asignación presupostaria. Los criterios de diseño inclusivo aplicados a proyectos específicos son más efectivos antes de que comience el planteamiento del mismo. Su continuidad a lo largo de todo el concepto de diseño, desarrollo, concreción, evaluación de pruebas, instalación y posterior revisión es esencial. Si no se tiene en cuenta desde el inicio, la accesibilidad es menos inclusiva.

P. – ¿Es fácil encontrar expertos en diseño y márqueting especializados en diseño inclusivo?

R. – No. Antes, los responsables de accesibilidad trabajaban codo a codo con el personal de márqueting, pero este rol prácticamente ya no existe actualmente; la responsabilidad de la accesibilidad se reparte en toda la organización, ya que es un punto importante.

P. – ¿Se le da suficiente importancia a la inclusión y a la accesibilidad en los sectores de la cultura, el ocio y el turismo?

R. – En Inglaterra, se le empezó a dar importancia cuando la ley sobre discriminación distinguió entre tipos de equidad. La ley de discriminación de las personas con discapacidad (Disability Discrimination Act – DDA) se centraba específicamente en la discapacidad, cosa que facilitaba su cumplimiento. Cuando fue sustituida por la ley de igualdad (Equality Act 2010), se amplió el foco y la dinámica iniciada se perdió. Mientras tanto, la recesión ha hecho que las iniciativas de accesibilidad y de divulgación sean vulnerables a los recortes, a pesar de la evidencia de los beneficios sociales y económicos de la inclusión para estos sectores.
Otro cambio es que numerosas instituciones han pedido requerimientos para ‘la adaptación razonable de edificios’, cuando no hay una regulación clara en términos de accesibilidad sensorial e intelectual, haciendo más complicado para las organizaciones implementar las medidas.

P. – ¿Puede dar un ejemplo de buena práctica que le haya impresionado?

R. – ‘Tesoros e imágenes de la Naturaleza’ del Museo de Historia Natural de Londres.

P. – ¿Cuál es el papel que juegan los usuarios en el desarrollo de productos o de servicios inclusivos?

R. – Es esencial. Los mejores asesores son las personas sordas y con alguna discapacidad. Necesitamos más ejemplos de buenas prácticas que los hayan incorporado como miembros clave del equipo de diseño, como profesionales remunerados o como visitantes voluntarios del grupo de accesibilidad.

P. – ¿Qué más se puede hacer para avanzar hacia a un modelo social de la diversidad?

R. – Las directrices de buenas prácticas para ayudar a las organizaciones a cumplir con sus deberes legales tienen que incluir más detalles sobre las soluciones para garantizar la accesibilidad sensorial e intelectual.

P. – ¿Quién tiene más responsabilidad en los proyectos de diseño inclusivo?

R. – La responsabilidad reside principalmente en empresas y clientes, pero se necesitan otros soportes. Tienen un 25% de la responsabilidad, el 75% restante se reparte a partes iguales entre diseñadores, escuelas de diseño, instituciones, gobierno y sociedad.

P. – ¿Cuáles son los puntos clave para fomentar la integración del diseño inclusivo y la accesibilidad en la comunicación de una institución?

R. – En primer lugar, la capacidad de elección beneficia a la sociedad en su conjunto, porque las personas comunicamos y aprendemos de maneras diferentes. En segundo lugar, los programas y esventos pueden ser más creativos y accesibles a más gente a través del diseño inclusivo, llegando a una audiencia de perfil mucho más amplio. Finalmente, los argumentos económicos son poderosos: las personas sordas y con discapacidad forman parte de la sociedad generadora de ingresos. Visitan o utilizan los servicios con familias y amigos que también generan ingresos. Mejorar la accesibilidad de bienes y servicios también mejora la liquidez. Sin accesibilidad pasa lo contrario.

Imagen: Louvre, Paris 1942. Interior view during World War II showing empty picture frames (the art treasures of the Louvre had been evacuated).
Paul Almasy, Louvre, Paris 1942 © Paul Almasy | AKG images.

Si te ha resultado interesante esta entrevista nos gustaría que nos ayudárais a difundirla a través de vuestras redes sociales.